Branding Iceberg: conociendo la teoría del momento

La teoría del branding iceberg es un concepto poco conocido que representa un aspecto fundamental para el éxito de una marca.

Se trata de una metodología a través de la cual se busca posicionar cualquier marca en la mente de los consumidores. De esta manera es posible obtener un reconocimiento cada vez mayor para finalmente ser elegidos, a la hora de decidir entre diferentes competidores del mercado.

Se denomina teoría del branding iceberg porque vemos la marca personal como la punta de esta masa de hielo flotante conocida con el mismo nombre. Muchas veces creemos que los logotipos o las redes sociales son la carta de presentación que garantiza el éxito de un negocio, lo cual es solo una parte de la realidad.

Para alcanzar resultados positivos y lograr las metas es fundamental prestar mucha atención al “fondo del iceberg” y es que, en este lugar se encuentra la base y la información esencial para tomar muchas decisiones. Así, la teoría del branding iceberg analiza la situación actual de una marca, sus objetivos y estrategias para así definir el accionar indicado para optimizarla.

El proceso del branding iceberg

A pesar de conocer marcas personales que se presentan como una solución “mágica” a diferentes problemas, su construcción es mucho más profunda. Es por ello que branding iceberg establece 3 etapas o principios básicos para desarrollar una marca desde sus bases: autoconocimiento, planificación y visibilidad. Hablemos un poco de cada uno de ellos:

  • Autoconocimiento: se presenta como el elemento de menor visibilidad para toda marca personal, es decir, lo más profundo del iceberg. Por lo tanto permite conocer y analizar la esencia, la razón de ser y hacia dónde debe dirigirse. Para esto podemos apoyarnos en herramientas como la FODA y conocer de primera mano nuestras fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del entorno.
  • Planificación estrategias: los factores que ahora entendemos gracias a la primera etapa permiten establecer una guía de acción para alcanzar los objetivos.  En esta etapa se definen las estrategias y herramientas necesarias para lograr los resultados esperados. Es por ello que, antes de ser visible, la marca personal debe contar con una misión, visión y valores, y es en este momento donde se definen.
  • Visibilidad: es la “punta del iceberg”, es decir, lo que ven todos los consumidores. Depende estrictamente de cumplir con las 2 fases anteriores, ya que de lo contrario, estaríamos frente a una marca vacía. Es así como llega el momento de trazar un plan para comunicar un mensaje de valor a un público objetivo, utilizando los medios adecuados para tal fin.

Finalmente, queda claro que la teoría del branding iceberg es una metodología que nos permite planificar, organizar, trabajar y llevar nuestras ideas hacia un mismo camino. Por lo tanto forjar las bases del éxito de una marca será mucho más sencillo bajo estos conceptos.

Eleazar Santana
Eleazar Santana

Content is Key

Comparte este artículo:

Subscríbete a nuestra Newsletter

Sigue leyendo

Presupuestamos tu proyecto GRATIS